jueves, 17 de noviembre de 2016

Menú de multiversos



.
Os dejo el podcast de mi última intervención en A hombros de gigantes (RNE), esta vez sobre los distintos tipos de "multiversos" que se consideran posibles en algunas teorías físicas.

15 comentarios:

  1. Hola Jesús. Hace tiempo que no te sigo la pista. Supongo que tus responsabilidades te impedirán mantener el anterior frenetismo en las redes sociales. He escuchado el podcast, aunque creo que esas teorías sobre multiversos, en sus diferentes variantes, están cogidas con pinzas. Las sensaciones tras tu breve exposición, invitan al escepticismo.
    Aunque, tengo un grado elevado de discapacidad, debido a una enfermedad crónica y tras mis repetidos intentos de cursar filosofía en la UNED, he agotado las convocatorias en las que era posible matricularme sin pagar. Aún conservo mi ánimo por aprender y formarme de cara a una mejora sustancial de mis aptitudes en el ámbito académico.
    Alejada la posibilidad de momento de mi matriculación. Salvo que tú me indiques alguna otra posibilidad en la no presencial. Me he animado a participar en tu blog de forma asidua, manteniendo mi criterio, en aquellas cuestiones que susciten mi interés, y para las cuales me vea yo suficientemente cualificado.
    Disculpa el tono personal del comentario y recibe un afectuoso saludo. Tienes toda mi admiración y gratitud por iniciativas como estas y otras que pusiste en práctica en el pasado, y que tanto éxito tuvieron, enganchando a tanta gente al carro de la buena filosofía.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti, Jordi, por tus comentarios. Aquí puedes participar siempre que quieras, naturalmente, aunque, como sabes, el ritmo al que publico entradas ya no es aquel tan frenético que llevaba en el "Otto Neurath".
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola, Jeús. Estaba reflexionando sobre Universos... comparto:

    Supongamos que quisiéramos hacer una simulación del Universo. Una copia virtual en base a los datos que tenemos acerca de sus leyes físicas, composición química, formas de vida, etc.
    ¿Cuánta memoria necesitaríamos para almacenar los datos? Sin tener en cuenta la posibilidad de que el universo sea infinito, o la posible existencia de multiversos, aunque nos restringiésemos a una copia del universo “visible” en el siglo XXI por la especie humana, la cantidad de memoria seria abrumadora. Y más si tuviésemos que simular, la vida de cada criatura (desde las bacterias), su ADN, sus procesos orgánicos, su experiencia con el entorno, etc. Igualmente habría que simular las interacciones de las partículas subatómicas, hasta los procesos cognitivos de las especies más avanzadas, incluido el ser humano. Con todo ello, y al margen del vértigo que esta reflexión encierra, un Universo que yo denomino “ROM” requeriría para “moverlo” una cantidad de memoria incuantificable por nosotros.
    Ahora bien, supongamos que no hiciera falta representar todo. Supongamos la hipótesis de que este Universo está “vacío” de contenido, y que tan solo es una simulación que responde, a las necesidades representacionales del sujeto(s) que proyecta o interacciona dentro del mismo. Digamos que sería un Universo RAM, de Acceso de Memoria Aleatoria, donde solo se cuantifica como dato lo que sucede en la ventana experimental del usuario o sujeto del sistema simulado.
    En este sentido y haciendo una interpretación particular del principio de la navaja de Ockham podríamos preguntarnos qué es más probable, estableciendo como criterio para desequilibrar la balanza, la cantidad de memoria entre un Universo ROM y un Universo RAM. ¿Qué estemos en uno o en otro?
    En igualdad de condiciones, la explicación más sencilla (menos costosa) suele ser la más probable.

    ResponderEliminar
  4. Jordi
    La comparación pertinente creo que sería, no entre las dos memorias informáticas que mencionas, sino entre un universo en el que las cosas son reales y NO una simulación informática, por un lado, y, por otro lado, un universo en el que se ha construido (gracias a TODO lo demás que contiene ese universo) una simulación informática a la que llamas "Universo RAM". No veo que lo segundo sea necesariamente más sencillo que lo primero.

    ResponderEliminar
  5. Hola Jesús, vuelvo a la carga con mis elucubraciones cosmológicas. Comparto:

    Ciertamente parece que caigo en el error de aumentar el número de entidades más allá de lo necesario, así como la complejidad argumentativa. Tal vez mi explicación no esté bien articulada. El caso es que lo que quiero comparar son las siguientes hipótesis:
    a. Vivimos en un universo REAL (Cuanta información / memoria hace falta para considerarlo).

    b. Vivimos en un universo VIRTUAL (Cuanta información / memoria hace falta para considerarlo).

    1. Ergo, eso implica la consideración de otro universo REAL o PADRE, en el que se basa el simulado, luego estaríamos incurriendo en aumentar sin necesidad el número de entes.
    2. Pero si la NATURALEZA del universo PADRE, fuera “distinta de” la del universo REAL que representa la simulación, es decir, que no existiera NECESARIA RELACIÓN entre el CONTENIDO real y el simulado. Y además EL UNIVERSO PADRE fuera de composición finita. Aunque le agregáramos el virtual, el cúmulo de información / memoria seguiría siendo finito, en comparación con EL INCUANTIFICABLE universo REAL, Solo entonces podríamos aplicar La Navaja de Ockham a nuestro favor, NO EN EL SENTIDO ARGUMENTATIVO, obviamente, sino desde el enfoque del coste INFORMACIÓN /MEMORIA.

    ResponderEliminar
  6. Jesús.

    He confeccionado un dibujo sobre esto último que he planteado, está en el siguiente enlace:

    http://www.jordicasado.com/TESIS%20ZAMORA%20CASADO.jpg

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Jordi
    Pensar que el universo virtual requiere menos información que uno "entero" está injustificado. En el universo real los sucesos están relacionados mediante leyes, por lo que la información total es bastante menor que la suma de la información de cada suceso considerada independientemente. En el universo virtual los sucesos acaecerían al tuntún, sin seguir una regularidad, y por lo tanto, es posible que la cantidad de información necesaria para describirlo sea mayor que la de un universo "entero".
    Esto mismo, visto de otra forma, significa que el universo real nos ofrece respuestas a la pregunta "¿por qué ha pasado X?", mientras que el universo virtual no nos las ofrecería.

    ResponderEliminar
  8. Estimado Jesús.

    No sé si has visto El Show de Truman. Es un film interesante, que aporta un excelente ejemplo de lo que sería un universo simulado. Aunque desde un perfil fisicalista, ahí, queda bastante claro, que en la burbuja en la que vive el protagonista, se ahorra simular parte del planeta o del universo, concentrándose en la vivencia del sujeto(s).
    Las leyes del universo además pueden ser “reprogramables”, de hecho en los videojuegos o en el cine, se simulan física(s) de partículas, colisiones y se establecen modelos de comportamiento, que obedecen patrones, perfectamente predecibles.
    No obstante, como he indicado en mi exposición el contenido de un universo REAL y otro VIRTUAL, no tienen por qué ser coincidentes o correlativos entre sí. Esto es, en cuanto a por ejemplo, obedecer las mismas leyes físicas, tanto en número como en relación.

    ResponderEliminar
  9. Mi argumento es simplemente una refutación de la tesis de que el universo "virtual" requiere necesariamente menos información que el "real". Eso no es una verdad necesaria.

    ResponderEliminar
  10. No estoy de acuerdo, pero en eso consiste la filosofía.

    ResponderEliminar
  11. Estimado Jesús.
    Siendo consciente de tu sano escepticismo. Me gustaría mostrar un argumento, en un sentido muy particular, al respecto del coste INFORMACIÓN / MEMORIA.
    Para ello te hago ver el MITO DE LA CAVERNA de Platón. No en el sentido alegórico que se le atribuye, sino en un marco de interpretación ajustado a nuestras necesidades.
    En este marco interpreto dos “mundos”. El que se da en el interior de la caverna, y por otro lado, el que se corresponde con el mundo exterior.
    Pues bien, qué pasaría si identificásemos la caverna, como el universo simulado, y el mundo exterior a esta, como el universo base o padre.
    Y a continuación nos interrogásemos acerca del coste INFORMACIÓN / MEMORIA que se requeriría en los dos ámbitos.
    Estableciendo una población mayor de entes por superficie, en el mundo exterior que en la caverna, y asignando un bit por cada objeto en ambos contextos, la suma total de bits del mundo exterior excedería los correspondientes a la caverna.
    Nota: salvando el error de considerar los objetos del mundo exterior como solamente ideas, clases o formas, cuyas instancias serían más numerosas por tanto en la caverna.
    Por tanto:
    La simulación Sx, no puede, como simplificación de una realidad Rx, sobrepasar, el caudal de información / memoria existente, para dicha Realidad Rx. Ya que Rx CONTIENE Sx.

    ResponderEliminar
  12. Jordi. A ver si consigo explicar el punto que pareces no ver. Imagina que los datos que estás teniendo en cuenta son las posiciones de los planetas cuando miras al cielo. Hay dos posibilidades, o son planetas de verdad, girando en sus órbitas, o son una imagen proyectada en tu cerebro. Pues bien, lo primero REQUIERE MUCHOS MENOS DATOS para almacenarse que lo segundo, pues basta con UN dato y las leyes de Kepler para tenerlos todos. Lo segundo requiere muchísimos más datos. Es decir, el hecho de que el universo real SIGA LEYES REGULARES hace que haga falta mucha MENOS información para codificarlo que si sólo fueran datos proyectados en una pantalla, o algo así, que no siguen regularidades tan universales y exactas.

    ResponderEliminar
  13. Perdona Jesús, entiendo tu punto de vista. ¿Pero qué parte de simulación no has entendido? Y la masa de cada planeta, y su composición química, su bioma, el número de moléculas, de átomos, de partículas que se SUPONEN QUE EXISTEN. Pues bien, eso sería totalmente prescindible, para un observador en una simulación, a no ser que este tuviera el FOCO, situado en alguna(s) de estas magnitudes. Millones de datos que no hace falta cuantificar, de un plumazo. Economía de la información, etc…
    Y puestos a proyectar en un cerebro o en una pantalla, está claro que la “imagen” no tendría que trabajar a una resolución igual al original, con el consiguiente ahorro de datos. Compresión de datos, etc…
    Pero me llevas a un terreno que nos desvía de lo esencial. Porque una simulación tal vez no sea el término adecuado, y nos lleve a confusión. Quiero dejar claro de ahora en adelante, que no se trata de hacer una COPIA sin más, o de IMITAR, “algo” de forma que estuviéramos redundando en el uso de la información.
    Por eso he mencionado anteriormente, que aunque exista una conexión entre ambos universos, el real y el virtual, eso no garantiza la simetría en los contenidos.
    En cualquier caso, la máxima que postulo es muy intuitiva. De confeccionar una “simulación”, esta jamás podrá sobrepasar la capacidad de almacenamiento que nos marca el universo padre. Y la aplicación de la Navaja de Ockham en cuanto al coste información / memoria es plausible.

    ResponderEliminar
  14. Jordi, he entendido todas las partes de la simulación. Eres tú el que parece que no entiende mi argumento. En fin, hasta ahí he podido llegar. Si quieres saber más sobre el tema, te recomiendo este libro: http://www.anagrama-ed.es/libro/argumentos/la-estructura-de-la-realidad/9788433905840/A_233
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Muchas Gracias Jesús. Disculpa si me he excedido, es fruto del acaloramiento del debate. Gracias por prestarme tu tiempo. Consultaré las fuentes que me recomiendas. A ver si me pongo al día.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar